Orquesta Filarmónica de Bogotá

Orquesta Filarmónica de Bogotá

Reconstruyendo una historia colectiva desde los programas de mano

Jaime Ramírez Castilla
Universidad Javeriana

A finales de los años 60 Bogotá surgía como una ciudad cosmopolita abriéndose al mundo acogiendo y resonando con diferentes tradiciones y tendencias culturales. Al tiempo, se reponía de un turbulento clima político y social donde el fortalecimiento de los movimientos subversivos, la constante inmigración en busca de una supuesta mejor vida de ciudad y las guerras partidistas alimentaban una caldera que parecía silenciarse al compás de los preparativos para la primera visita papal a Latinoamérica. La vida cultural bogotana de 1968 permitía a las audiencias capitalinas catalizar un ritmo de vida sorpresivamente sincopado e irrefrenable. Es en este contexto, tras diversos intentos casi clandestinos para conformar una nueva orquesta en la ciudad, que el sueño filarmónico fue materializándose abriéndose espacios, superando obstáculos y visibilizándose como una poderosa institución de creación cultural en contacto directo con la sociedad; todo esto fue un preludio para la presentación en sociedad de la Orquesta Filarmónica de Bogotá (OFB).

El 19 de agosto de 1968, a las 8 de la noche en el Teatro Colón, la OFB presentó su concierto inaugural. En el programa de mano para este concierto, el sociólogo y musicólogo Andrés Tovar narra cómo se oficializó esta orquesta como un bien patrimonial al tiempo que señala sus tres propósitos esenciales:

  • Democratizar la alta cultura musical, llevándola a universidades, centros educacionales, fábricas, cuarteles, teatros populares e instituciones gremiales y corporativas.
  • Procurar oportunidades a los profesionales jóvenes para la práctica de la música sinfónica y de cámara, para la dirección y para la divulgación de las obras de que sean autores.
  • Ser un portavoz de las autoridades administrativas y ejecutivas del Distrito Especial dentro del ámbito de la cultura colombiana de nuestro tiempo histórico.

Desde entonces la OFB ha sido fiel a sus propósitos: manteniendo una actividad ininterrumpida, se ha proyectado hacia la sociedad como una empresa de preservación patrimonial y como un ente educativo tanto para las audiencias como para los profesionales que la conforman.

A través de los años, la orquesta ha sido flexible en su propuesta artística incursionando en una amplia variedad de géneros y acercando todo tipo de públicos a tradiciones que parecerían contradictorias. De manera camaleónica la orquesta ha compartido con las audiencias diversos formatos que van más allá de lo sinfónico; series de música de cámara, conciertos didácticos, clases magistrales, talleres, y ciclos especializados son solo algunas de las facetas presentadas por la OFB, en una igualmente amplia variedad de escenarios. Ésta marcada flexibilidad de la orquesta en su propuesta artística le ha permitido hacer presencia tanto en escenarios multitudinarios como Rock al Parque al tiempo que ha llegado a la intimidad de salones de clase mediante espacios pedagógicos en diversos extremos de nuestra ciudad. En medio siglo de actividades ininterrumpidas la OFB ha cubierto prácticamente todos los escenarios de nuestra ciudad al tiempo que ha abierto nuevas brechas en la formación de públicos y generación de nuevos espacios de construcción cultural.

Sobre la importancia de una labor documental alrededor de las actividades de la OFB

Siguiendo esta línea de acción, es importante tener en cuenta que junto con cada presentación de la OFB siempre ha quedado algún tipo de documentación; con el objetivo de acercar las audiencias a los repertorios, los programas de mano han sido una pieza fundamental para generar estos vínculos. Adicionalmente, los programas de mano han tenido diferentes formas de presentación; bien podrían ser publicados en la prensa a manera de publicidad anticipada, podrían ser hojas entregadas en la entrada de los conciertos para informar el número de obras a interpretar o incluso podrían llegar a ser cuadernillos que contuvieran una mayor cantidad de información de temporadas completas. A grandes rasgos se podría concluir que cada presentación de la OFB se ha acompañado por uno o más documentos cuya presentación y alcance han sido tan variados y flexibles como la misma proyección de la orquesta. Han sido años de conciertos y presentaciones agregadas a una diáspora documental que bien merece ser recopilada y organizada con fines musicológicos.

Es así como, progresivamente se ha logrado cristalizar un proyecto centrado en las actividades de la OFB y su relación con el repertorio. Con esta iniciativa se busca consolidar una base de datos que recoja la mayor cantidad de información relevante sobre cada presentación de la OFB, a través de su historia, empleando como primera fuente de información los programas de mano. La tarea de documentar el legado de la orquesta a partir de este tipo archivos se ha convertido en una labor que crece orgánicamente al tiempo que expande las diferentes perspectivas desde las cuales se puede percibir la proyección de la OFB hacia la sociedad.

El desarrollo de esta investigación documental es un trabajo del equipo de la Dirección de Fomento y Desarrollo de la OFB; el equipo se ha dedicado recopilar, depurar y organizar todo tipo de documentación escrita que haya acompañado a la orquesta desde su inicio a manera de programa de mano. Por casi dos años, se ha trabajado en una labor casi detectivesca para ir reconstruyendo una historia que ha dejado rastros en anaqueles insospechados; el crecimiento constante de la orquesta desde sus inicios, sumado a la flexibilidad de su proyección artística mencionada anteriormente, han generado diversos procesos de documentación que con el pasar de los años encontraron formas de archivo exuberantes y bastante lejanas.

Si bien la presente consolidación no es el primer intento en recopilar esta información, se puede considerar que éste es en realidad el primer proyecto que cubre el espectro completo de actividades de la OFB desde sus inicios hasta la actualidad. Anteriormente, intentos precedentes de recopilación lograron cubrir con éxito ciertas etapas de la orquesta, al tiempo que permitieron identificar puntos focales donde los archivos podrían ir concentrándose. El equipo de investigación y recopilación ha tenido la fortuna de rastrear todos estos procesos anteriores; conectándose con diversos centros de acopio documental, accediendo a diversas asociaciones y fundaciones musicales, entrevistándose con miembros fundadores de la orquesta y entablando comunicación con varios teatros y centros culturales, ha logrado fortalecer un conducto de recepción de información de regreso hacia la OFB.

El proceso de documentación no ha sido lineal, y mucho menos una tarea sencilla; para tener una idea de algunos de los retos que fueron surgiendo en esta empresa, vale la pena considerar algunas de las siguientes circunstancias:

• Al tiempo que la OFB crecía en experiencia y talante artístico, también crecía administrativa y logísticamente como una empresa de producción cultural. Con este crecimiento, las labores de documentación y archivo fueron siendo desarrolladas por diversas dependencias; con la relativamente reciente aparición de la Oficina de Comunicaciones de la OFB, este tipo de información ha logrado encontrar un punto de organización y archivo apoyada en el Departamento de Gestión Documental. Es claro que estas dependencias son considerablemente más jóvenes que la misma orquesta y es por esto que la información reunida es en muchos casos dispersa.

• Por años, la orquesta no era la directa responsable por la elaboración y publicación de los programas de mano; esta labor podría estar incluso encomendada a compañías externas que conectaran a la orquesta con las diversas salas o auditorios. En este proceso la comunicación podría quedar truncada al tiempo que cada publicación debía atender los intereses (a veces de manera desigual) de los auditorios, los repertorios, las audiencias o la misma orquesta.

• En muchas ocasiones los mismos auditorios fueron los responsables de la elaboración de los programas de mano. Si bien esta práctica se mantiene en muchos lugares, últimamente se ha estrechado la comunicación entre la orquesta y los diversos espacios de presentación permitiendo así unificar varios detalles que serían fundamentales para el proceso de documentación. Por otro lado, si la producción de este tipo de material no está coordinada desde la misma orquesta, es muy posible que el manejo de una memoria documental de las actividades en cada recinto quede sometida a las directrices de cada establecimiento sin necesariamente concertarse con los intereses de los artistas. Lamentablemente algunos auditorios o centros culturales no han logrado mantener un archivo coherentemente organizado; en especial, los años anteriores a la era digital, se caracterizan por un archivo dependiente del espacio disponible o áreas de depósito poco aptas para este objetivo por lo cual muchas piezas de esta memoria quedan desechadas con el tiempo.

• Finalmente, es importante tener en cuenta que para canalizar la información en una base de datos como esta ha sido necesario depurar su contenido a través de criterios de estandarización definidos. Para esta etapa se hace imprescindible una perspectiva académica y un profundo conocimiento musical para lograr canalizar toda la información entorno a la OFB, sus prácticas y sus contextos. Entre este abanico de contingencias sobresale la ortografía de los nombres de los compositores y sus obras, la cual puede variar con extremada facilidad; en especial si sus idiomas nativos no emplean el abecedario: por ejemplo, apellidos como “Чайковский” pueden ser traducidos al español como Chaicovski, Tchaikovsky y Tchaikovski, entre muchas otras creativas variables. Este proceso de curaduría debe extenderse a todo tipo de clasificación de las obras y sus artistas; evitando así las posibles confusiones de múltiples géneros, formatos instrumentales, músicos invitados, entre otros.

A medida que la base de datos se consolidaba mediante la detallada depuración de información y el rastreo de diferentes centros de archivo documental se logró optimizar los procesos de comunicación, así como también se reanudaron vínculos entre iniciativas e instituciones que con el pasar del tiempo se habían distanciado progresivamente. La base de datos empezaba a surgir como una creación colectiva en donde confluyeron iniciativas y memorias para fortificar y enaltecer un legado que estrechaba nuestros lazos entorno a la cultura y nuestra identidad histórica.

Como se mencionaba anteriormente, el presente proceso de recolección de información no es el primero encomendado por la OFB. Anteriormente, en 1991, la orquesta había iniciado este proceso de recopilación con el maestro Jaime Torres; posteriormente, en 2003 esta labor fue continuada por Fabián Cotelo. Si bien estos trabajos anteriores no alcanzaron a ser publicados, se convirtieron en buenos puntos de referencia para reanudar labores y restablecer vínculos de comunicación. Asimismo, el equipo de investigación actual contó con la generosa contribución de integrantes de la orquesta e incluso miembros fundadores que permearon todo este proceso con nuevas perspectivas e invaluable material documental. Entre los varios colaboradores que apoyaron esta etapa de recolección de material, merecen un agradecimiento especial el maestro Mario Posada, miembro fundador de la orquesta con un amplio archivo personal; los maestros Jaime Torres y Gonzalo Echavarría, quienes también han mantenido un lazo entrañable con la orquesta; y los maestros Fabio Londoño y Mario Negret, miembros de la OFB que desde ASPROFIBO compartieron amplias cantidades de material y sugirieron diversas rutas de contactos.

Junto con las contribuciones de personas específicas, el equipo de investigación también encontró importantes puntos de apoyo en diversas instituciones que han mantenido centros de archivo y memoria histórica. Como se mencionó anteriormente, los teatros y auditorios han mantenido políticas y métodos desiguales en cuanto al manejo de sus archivos, sin embargo, en los últimos años se ha logrado dar continuidad a esta misión. Por otro lado, desde el Archivo de Bogotá también se ha mantenido una encomiable labor de preservación de los archivos documentales de la ciudad; precisamente desde este archivo se ha logrado tener acceso a una cantidad considerable de material para la presente investigación (Ver http://archivobogota.secretariageneral.gov.co/). Finalmente, desde diferentes secciones relacionadas con la OFB como su Archivo de Gestión Documental, el Centro de Comunicaciones y ASPROFIBO también se logró acceder a importantes fuentes de información. Una mención especial merece ASPROFIBO, la Asociación de Profesores y Trabajadores de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, que ha jugado un papel fundamental en la estabilidad en la vida laboral de la orquesta. Conjuntamente a su esta labor también ha mantenido un centro de documentación donde reúne, adicionalmente a una cantidad considerable de programas de mano, material digital que ha permitido rastrear diversos momentos y facetas de la OFB. (Ver http://asprofibo.co/asprofibo/).

Sobre el acceso a la base de datos y su proyección a futuro

La presente base de datos se constituye como una construcción patrimonial para la comunidad; por esto, se proyecta como una fuente de información de libre acceso para todos. La modalidad de “búsqueda básica” funciona de una manera similar a los motores de búsqueda en línea más comunes; con solo digitar una palabra clave, el usuario logrará acceder a información general de cada obra programada mediante descriptores bastante amplios. A partir de la búsqueda por palabra clave, el usuario obtendrá un listado organizado de manera práctica donde se relacionen elementos como:

  • Títulos de las obras
  • Nombre de los compositores
  • Arreglistas de las obras (si aplica a las obras seleccionadas)
  • Nombres de los solistas que interpretaron las obras con la OFB
  • Nombres de los directores que interpretaron las obras con la OFB
  • Fecha de los programas que incluyeron las obras relacionadas
  • Formatos instrumentales para estas obras
  • Recurrencia de las obras en otro programas

A manera de ejemplo, un usuario puede acceder rápidamente a todo el repertorio trabajado por la OFB desde su fundación para tener información concreta sobre aspectos como:

  • Cuáles han sido las obras más interpretadas por la OFB
  • Cuáles son las obras, compositores, directores y solistas correspondientes a cada país
  • Cuáles han sido los ciclos de conciertos desarrollados por la OFB
  • En qué escenarios no convencionales donde se ha presentado la OFB
  • Cuál es el lugar de nacimiento de los compositores, arreglistas, directores y solistas
  • Cuál es la fecha de nacimiento de los compositores, arreglistas, directores y solistas
  • Cuál es el género de los compositores, arreglistas, directores y solistas
  • Cuáles han sido las compositoras interpretadas por la OFB
  • Qué conciertos ha realizado la OFB con motivo de acontecimientos destacados en la ciudad o el país
  • Número de obras interpretadas por cada compositor
  • Número de presentaciones por director
  • Número de presentaciones por solista
  • Solistas colombianos en formato sinfónico por departamento
  • Balance estadístico por solistas de cada instrumento
  • Listados de arreglistas nacionales e internacionales
  • Homenajes realizados por la OFB

Las posibilidades de cruzar y filtrar la información de una base de datos que contenga la totalidad del repertorio trabajado por la OFB desde su fundación son prácticamente ilimitadas. Una de las características de esta base de datos es la homologación y depuración de toda la información relacionada con cada programa; de esta manera desde los programas de mano ha surgido una red de interconexiones de información a disposición de la sociedad abriendo las posibilidades de investigación musicológica desde la totalidad de los archivos documentales de la OFB.

La idea de este proyecto es proporcionar una herramienta de investigación de fácil acceso que se encuentre constantemente disponible para la sociedad en general. Igualmente será un punto de referencia que seguirá creciendo orgánicamente, reconstruyendo el legado de años pasados, pero también actualizándose de manera dinámica casi de manera simultánea en el momento que nuevas actividades de la OFB tengan lugar. Asimismo, gracias a la interacción de sus usuarios con la base de datos, este proyecto se adaptará de manera maleable permitiendo ser desarrollada de manera colectiva; a medida que la orquesta continúe su labor y la comunidad interactúe con este sistema de información, la base de datos crecerá de manera paralela.

Finalmente, a medida que la base de datos entre en contacto con sus usuarios, permitirá afianzar vínculos de desarrollo investigativo de manera simultánea que se actualiza con las actividades que la OFB progresivamente continúa desarrollando. De esta manera, la presenta base de datos se constituye como una iniciativa no solo de información, sino de construcción colectiva de nuestro patrimonio cultural.